sábado, 16 de agosto de 2014

Sé que volverás de Mary Higgins Clark

Yo descubrí al malo. BPM

Me estreno en el mes temático del thriller que anuncié hace unos días con esta novela de una de las damas del género, autora de más de cuarenta libros de suspense y propietaria (estoy segura de que así es) de ingentes botes de laca Nelly (en serio, ¿habéis visto el moño de esta mujer?)

En fin, que aquí os dejo la sinopsis y mi breve opinión sobre la novela que estoy con el tiempo justísimo. (Aprovecho para disculparme por no contestar tan pronto como me gustaría a los comentarios y no pasarme por los blogs de gente tan maja como se pasa por aquí pero tengo cero tiempo o menos. ¡Lo siento! Intentaré organizarme mejor. ; )

Sinopsis

Matthew, un niño de tres años desaparece en pleno Central Park. Dos años después, sus padres Zan y Ted mantienen viva la esperanza de encontrarlo, cuando un inesperado hecho viene a descolocar al divorciado matrimonio y a reabrir la investigación desde una nueva perspectiva. En unas fotos tomadas en aquel día, se puede ver a la propia Zan, sacando al niño del carrito y marchandose con él del parque.
¿Ha estado engañando todo este tiempo la madre a la policia? ¿Dónde está Matthew?

Mi opinión

Sé que volverás no pasará a engrosar mi lista de libros favoritos ni se convertirá en la novela que más recomiende del verano, pero cumple lo que promete que para mí ya es bastante. Existe un misterio, existe una investigación y existe una escritora solvente, que domina ampliamente el género y que controla la situación en (casi) todo momento. 

Los personajes no son demasiado complejos, pero ¡Qué demonios! ¿En qué novela de este tipo lo son? Tenemos a la madre preocupada a la par que profesional, a la amiga ama de casa y a pesar de todo investigadora amateur, al ejecutivo estresado, a la nueva oportunidad amorosa, al cabrón con pintas.... Los pasajes de todos ellos se intercalan, dándole agilidad a la novela puesto que cada fragmento dedicado a un personaje no dura más de 6 o 7 páginas.

He dudado durante un momento en considerar esta lectura como un thriller clásico. Y es que no tiene ese ritmo infernal que caracteriza a muchas novelas similares.  Pero no quiero decir con ello que sea una novela lenta. Ni tampoco que no la investigación no vaya in crescendo hasta que se desvela el secreto. Sin embargo, no hay sangre ni persecuciones y al menos en mi caso, la resolución del caso llegó antes de la mitad del libro.

Si, así es. Adiviné al mal@ malos@. Y quien haya leído El codigo da Vinci podrá también saberlo porque la estrategia para ocultar su identidad es exactamente la misma y por lo tanto igual de predecible. (Si, es que yo también adiviné quien era el maloso de la novela de Dan Brown... de casi todas las de Dan Brown).

No por ello he disfrutado menos una lectura entretenida, interesante y muy veraniega . Por eso os reto a leerla, a ver si adivináis, igual que yo, quién está detrás de la desaparición de Matthew.




Para resolver las dudas que hayan podido quedar al respecto, aquí os dejo un enlace a una foto del moño de Mary Higgins Clark. Pero si lo miráis, es solo bajo vuestra propia responsabilidad. El que avisa no es traidor.

¡Nos leemos!



miércoles, 13 de agosto de 2014

Libros abandonados que merecieron una segunda oportunidad

A la segunda puede ir la vencida

A veces ocurre que no soportas un libro. Ni a sus protagonistas, ni el lenguaje del autor, ni siquiera la portada. "Cosa más fea de portada", te dices mientras devuelves el ejemplar a la estantería, en el mejor de los casos, o lo arrojas sobre (esperemos) algún objeto inanimado, en el peor. Te olvidas de esa historia en lo que parece un para siempre.

Pero entonces.... (Y este es un gran PERO)

A veces ocurre, que meses e incluso años después alguien te recomienda ese libro que se convirtió para ti en una meta inalcanzable. O ves la novela en algún escaparate y recuerdas tu desencuentro con ella. O  simplemente te descubres posando tu mirada en su lomo cuando miras con deleite tu librería. "No puede ser que el libro este pueda conmigo. Hay mucha gente a la que le gusta. A mi amiga X por ejemplo. Aunque también es verdad que ella es muy rara".

Ocurre a veces que, si logras evitar que te encierren por estar hablando sola, decides retar a duelo a ese libro. "Si te leo, yo gano". Y a veces, esa segunda oportunidad es una de las mejores decisiones que puedes tomar frente a tu estantería.

Por eso, hoy quiero hablaros de esos libros que no me conquistaron la primera vez, sino la segunda. Y para siempre.

Edad prohibida de Torcuato Luca de Tena.

- La primera vez
No me enganchó el primer capítulo. Comenzaba con un tipo dibujando y hablando solo (mira, ¡ como yo!) resentido con el mundo. Mi edición además no es que fuera vieja, es que era jurásica, así que, aunque no he sido nunca partidaria de dejarme llevar por el exterior, no estaba nada motivaba para seguir con la lectura.

 - Y luego 
Luego, alguien me dijo que uno de sus libros favoritos era Los renglones torcidos de Dios, del mismo autor y yo quise volver a intentarlo. Edad prohibida hablaba en realidad de un grupo de amigos en el País Vasco durante la guerra civil. Eran diferentes y complementarios y crecían y maduraban y se caían casi al mismo tiempo que yo lo hicía.

- Y ahora
Visto con perspectiva, quizá la novela intentaba ser demasiado moralizante y aleccionadora. Algo así como si te dijeran que si no te portas bien a los quince años, vas a terminar siendo un delincuente a los treinta. Seguro que Wert ha leído este libro. En cualquier caso guardo un buen recuerdo de ella, porque los personajes de Anastasio, Celia, Enrique, Adolfo... eran super entrañables.

El tulipán negro de Alejandro Dumas

- La primera vez
 No entendí absolutamente nada de las tres primeras páginas. ¿Qué es eso del Gran Pensionario de Holanda? ¿Y el tal Guillermo? ¿Por qué me nombran a franceses, españoles y holandeses? MI-NO-ENTENDER.

- Y luego
Llegó el verano. Y, sin saber cómo, me encontré sin nada que leer salvo El tulipán negro. Lo tomas o lo dejas. Y vaya si lo tomé. Contaba los esfuerzos de Cornelius van Bearle por conseguir cultivar un tulipán de color negro, al mismo tiempo que era acusado de alta traición
Resultó ser una novela de aventuras entretenidísima, con romance y celos y traiciones. Y con flores. La típica historia que lees en vacaciones, solo para pasar un buen rato.

Y ahora
Sigue siendo uno de los clásicos del siglo XIX que más recomiendo, sobre todo entre los menos lectores o los más jóvenes,  ya que no es tan largo o tan complejo como otros libros del mismo autor.

Cuentos de la Alhambra de Washington Irving

- La primera vez
 "¿Pero qué me está contando este tío que va por toda Andalucía de paseo? ¿Va a ser todo el libro así? Y ahora me nombra a los bandoleros.... ¿Dónde están los cuentos de la Alhambra? Mira, yo lo dejo".

- Y luego
 Cuarto de ESO. Lectura obligatoria. Y para mi sorpresa, Cuentos de la Alhambra me fascinó por completo. Se trataba de un libro de viajes en pleno siglo XIX, en el que con los ojos de Washington Irving descubríamos el pasado de una ciudad, de un palacio y a la gente que entonces lo habitaba. Y las costumbres eran tan reconocibles, y los escenarios tan bien descritos que cuando finalmente visité Granada sentí como si volviera a hacerlo.

-Y ahora
Seré yo la que lo recomiende a mis alumnos en la primera oportunidad. Además de un libro delicioso, es una excelente manera de aprender, no ya del pasado musulmán de la península, sino del momento en que fue escrito, en 1832.

Hacia el bosque de Jean Hegland
Yo también sé que esta foto es cutre
¿vale?

- La primera vez
No es que fuera lento, ni aburrido, ni incomprensible.  Lo abandoné y todavía no recuerdo por qué lo hice.
Creo simplemente que no era el momento, que me apetecería leer otras cosas, posiblemente mucho peores.

- Y luego
Luego lo leí y ya es uno de los libros más increíbles que me he encontrado. Hegland cuenta la vida de dos hermanas, en un futuro post apocalíptico viviendo en un bosque de California. Han de enfrentarse a muchas dificultades, pero tened en cuenta que este libro tiene más de La Carretera que de Los Juegos del Hambre. Así que hay más reflexión que acción, y situaciones muy duras sin que eso signifique matar a todos los tributos del mundo.

- Y ahora
Están rodando la película y yo no quepo en mi de gozo. Las protagonistas son Evan Rachel Wood y Ellen Page y oh si, pegan muchísimo con los personajes de Eva y Nell. Espero que mantengan todas mis escenas favoritas porque si no me voy a cabrear MUCHO.

¿Os ha pasado alguna vez algo parecido? ¿Cuáles son los libros que os enamoraron en la segunda ocasión? ¿Pretendéis retomar alguna novela que hayais dejado abandonada en el pasado? Ya véis que hacerlo, a veces, es una gran idea.

¡Nos leemos!
 


domingo, 10 de agosto de 2014

No sin Lola

Lectura conjunta de la primera novela de Eva Martínez

¡Casi no llego!
Por poco se me pasa el plazo propuesto por El club de las lectoras para hablaros de esta novela No sin Lola, que es la segunda lectura conjunta que han organizado estas chicas extremeñas.  Y es que este mes estoy leyendo mucho pero tan desordenado y de forma tan caótica, que cuando voy a  darme cuenta, el calendario me mete prisa con su cara más borde.

No sin Lola, es además uno de los libros que ha formado parte de mi reto veraniego de Summermathon y los criterios que cumplía con él han sido el de leer una novedad de este año, y leer un ebook.

Todo claro, ¿no? Pues, al lío

¿Qué es No sin Lola?

 
Es la primera novela de Eva Martínez, una chica catalana que siempre ha tenido la escritura como una afición y una válvula de escape.
No sin Lola es también una historia de amor contemporánea, o más bien de dos amores sinceros, ambientada en la ciudad de Barcelona, entre emails, bares, música pop y magdalenas.
Aquí os dejo la sinopsis que podemos encontrar tanto en Amazon, donde la novela está disponible en formato digital (te la compras en un par de clicks aquí), como en la propia web de la autora.


 ¿Qué te puedes encontrar en ella? Personajes tan reales como tú y como yo, y al decir esto, sólo se me ocurre preguntarte si: 
¿Te has enamorado alguna vez de tu mejor amigo/a? o ¿Has tenido alguna vez un amor platónico? o ¿Has sentido alguna vez que te queda algo por zanjar del pasado?

Pues si has contestado que sí a alguna de las preguntas, debes de saber que es precisamente ésto lo que le ocurre a Lola... y en el peor de los momentos: Cuando va a casarse con el hombre perfecto. 

Amor, pasión, miedos, dudas, llantos, risas, sexo, amistad e intriga, es lo que te espera entre las páginas de una historia que te atrapará y te mantendrá en vilo durante el viaje a través de sus sentimientos.

¿Qué no vas a encontrar? No vas a encontrar historias paralelas. No vas a conocer a nadie más que a nuestros protagonistas. No vas a encontrar capítulos de relleno. Todos van a dar sentido a la historia, y sin alguno de ellos, nada tendría razón de ser. No vas a encontrar tabús en cuánto al sexo se refiere, pero debes saber que no vas a encontrar juegos eróticos, ni sado, ni descripciones detalladas gratuitamente por el placer de escribir una novela erótica, a lo "las sombras de.." 

Porque simplemente ésta, tan solo pretende ser una historia de amor.

Esta es una novela que se lee de forma rapidísima. Porque está compuesta sobre todo por diálogos, porque no hay apenas descripciones y porque, como bien dice la sinopsis, no hay más historia ni más incógnitas que la de Lola, la protagonista, que es quien narra los hechos y sus sentimientos en primera persona. La de Lola y sus chicos, claro está. Esto tiene su ventajas y sus inconvenientes. Entre las primeras, debería decir que no hay que esperar mucho para saber de qué tratará la historia, ya que en seguida conocemos las dudas y los sentimientos de la protagonista. No sin Lola, es una novela sencilla y ligera, plagada de sentimientos y de pasiones sinceras.

¿Y los inconvenientes? Pues que si no conectas con el personaje de Lola, como me ha pasado a mí durante una buena parte de la novela, lo tienes bastante mal. Ella es el centro de una historia en que los secundarios no tienen importancia, y sus objetivos amororos casi tampoco. Durante una buena parte de la narración, yo no fui capaz de reconocer la historia que me estaba contando Lola o Eva. A pesar de tratar temas cotidianos, como las cuentas pendientes del pasado, el amor y la seguridad o el arrepentimiento, yo no conseguía comprender en qué mundo perfecto y estiloso, donde todo el mundo es guapo, comprensivo, amable y adinerado, se estaban desarrollando los hechos.

Con el paso de los capítulos, sin embargo, creo que he llegado a entender que esa visión no es la realidad, sino simplemente la impresión que la protagonista tiene de su propio mundo, mirándolo, no lo olvidemos, con los ojos de la enamorada por partida doble. Eso, y la creencia firme de que la intención de Eva Martínez no es otra que entretener sin ninguna pretensión, me reconcilian un poco con la historia e incluso me dejan con la duda de qué pasará en la segunda parte (Aitor, como el mejor amigo de la protagonista) que ha preparado la autora. 

En cuanto al estilo de Eva, es cierto que no es el más elaborado ni rimbombante, pero en ese sentido no tengo ninguna queja. Creo que su prosa es la que conviene a una historia de estas características, con estos personajes y esta ambientación.  

Te recomiendo esta novela si lo tuyo es el chick lit ligerito, con toques de novela erótica, y si quieres una historia que simplemente te haga pasar un rato entretenido. Si por el contrario buscas un libro con mayor profundidad, No sin Lola no es tu libro.

Para terminar, mil gracias a El club de las lectoras por organizar la lectura conjunta y a Eva Martínez por jurársela de esta forma tan valiente poniendo su novela en nuestras manos. Te deseo la mejor de las suertes en todos tus proyectos.

(Por alguna extraña razón* no consigo enlazar la página web de la autora para que la conozcáis mejor. Pero no por ello dejéis de visitarla para conocer personalmente esta historia) http://nosinlola.com 

*Yo y mis peleas con google