miércoles, 25 de septiembre de 2013

La experiencia de un club de lectura online


Muerte en el Nilo de Agatha Christie
 
Hace bien poquito que he terminado Muerte en el Nilo, también llamado Poirot en Egipto, también llamado el libro que ha inaugurado la primera lectura conjunta propuesta desde el blog de El club de las lectoras.


Para quien no lo sepa, El club de las lectoras está formado por dos chicas extremeñas que con sus reseñas, concursos y propuestas contribuyen a fomentar la lectura desde su blog, su twitter y su recientemente estrenado chat. Creo que una de las actividades más interesantes que realizan, es la lectura y reseña de la obra (no nos engañemos, la promoción, al fin y al cabo) de algunos autores jóvenes o poco conocidos a los que desde su pequeña plataforma dan a conocer y estoy segura, animan a seguir.


Pero vamos al lío. Hace algo más de un mes, nos propusieron (no a mí, sino a todos los que permanecen atentos a sus actualizaciones) la lectura de una novela en común, para que pudiéramos intercambiar teorías y comentar, prácticamente de forma simultánea, nuestras impresiones sobre los personajes y sobre todo, nuestra apuesta por el malo-maloso, de la historia. Después de una votación en el chat que ellas mismas administran y teniendo en cuenta diversos factores (debía ser una lectura suficientemente conocida y por lo tanto fácil de conseguir, no demasiado larga, con varios personajes, etc.) nos decidimos por leer de forma conjunta Muerte en el Nilo de Agatha Christie.


Muerte en el Nilo, comienza con el encuentro en Egipto de varios personajes, que no entodos los casos se hayan allí en un viaje de placer. Entre ellos: Linnet Rideway  y su recién estrenado marido, (exnovio a su vez de Jacqueline de Bellefort) el cínico Tim Allerton y su madre; Salome y Rosalia Otterbourne, madre e hija, alegre y amargada respectivamente, la mañosa señora Marie Van Schuyter, Andrew Pennington, administrador de Linnet; y James Fanthorp, su abogado, etc etc etc, y claro está, Hercules Poirot. (Seguramente me habré colado con algún dato pero la sinopsis de Lecturalia me parece un spoiler en sí misma y prefiero contarlo yo). ¡Oh, casualidad! Allí se comete un asesinato, y para disgusto de los malos, a Poirot no se la dan con queso, y resolverá el crimen en un suspiro.


No me trae aquí la intención de contar si me ha gustado el libro o no, si no la de recomendar a todo el mundo que se considere un enamorado de la literatura, embarcarse en la aventura de un club de lectura como este, ya sea con amigos o con casi desconocidos como es el caso. (Aunque gracias a estas iniciativas dejan de ser desconocidos ;) ). Debe haber alguna teoría psicológica que explique por qué nos gusta tanto hablar de nosotros mismos, de las cosas que nos gustan, y de hacerlo además con alguien que comparta las mismas obsesiones que nosotros. Eso es precisamente lo que ofrece un club de este tipo, pues a la lectura reflexiva, personal de cada uno, se suma la oportunidad de hablar de nuestras impresiones con alguien que nos entiende, y que puede complementar nuestra visión. 


Porque es ahí también donde radica lo maravilloso de un club de lectura: darnos cuenta que una obra literaria, una novela, adquiere casi de forma mágica múltiples matices, transformándose en tantas historias diferentes como lectores participen en la iniciativa.

¡¡Eso es lo que hemos puesto en práctica en el Club de Lectura de El club de las lectoras!! ¡Y no os llevéis a engaño! Aunque ponga tantas veces club, en una lectura conjunta puede participar todo el mundo que quiera que ¡así se hace mil veces más divertido!



  • Lo mejor: La posibilidad de comentar el libro a través de varios canales: chat, en la entrada correspondiente del blog, usando el hashtag #muerteenelNilo en twitter…..etc. La gente majísima que ha participado en la lectura, y las ganas de más que te quedan al final.

  • Lo peor: No siempre se dispone del tiempo suficiente para llevar al día la lectura, o para coincidir en el chat. ¡Cuántas veces habremos entrado esperando encontrar a alguien para contrastar nuestra teoría sobre lo sospechoso que era tal o cual comentario y lamentablemente no hemos encontrado a nadie! En cualquier caso, no siempre ocurría, y a mí, por lo menos, nunca me quedaron temas en el tintero.

Pues lo dicho, animaos a participar en este o en cualquier otro club de lectura: con vuestros amigos, en la biblioteca del pueblo, o como este caso, a través de la red. ¡Merece la pena!


Gracias desde aquí a Miguel, Irene, y Rubén.¡Nos leemos en el próximo libro!

4 comentarios:

  1. Qué artículo tan genial, es como muy de nuestro grupo jaja (que si, ya os considero un grupo, ni grupo!) Está claro que la labor que hacen las chicas del blog es sin duda beneficiosa para el mundo literario y de admirar, porque sacan tiempo de no sé donde!! y no paran de idear nuevos proyectos para los seguidores.
    Espero que volvamos a encontrarnos con otra lectura conjunta, y pronto! que ahora, con la experiencia vivida, seguro que se planifica mejor y participa más gente.
    Y qué decir de esa mención final, que honor!! muchas gracias María. Nos veremos por el chat y por Twitter!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te haya gustado este detallito. ¡Nos leemos!

      Eliminar
  2. Gracias Maria!!he disfrutado muchiiisimo con la experiencia y me ha encantado esta entrada!!mil gracias por tu apoyo y el de Miguel y Ruben!!prometo que la siguiente lectura estara mucho mas programada y preparada!!
    Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con que la próxima lectura salga igual de bien, estará genial. ; )

      Eliminar